ARQUITECTURA, ARTE EN EL SIGLO XX, ARTE ESPAÑOL

ANTONI GAUDÍ (ESPAÑA,1852-1926)

ANTONI GAUDÍ

IMG986513 IMG791061 IMG665363 IMG443489 IMG257727 edde1dd42f5ab639e9c3f12e71d008f5 IMG078286

Biografía:


  Arquitecto catalán, máximo representante del modernismo y uno de los principales pioneros de las vanguardias artísticas del siglo XX. Su figura es una de las más sorprendentes de la historia de la arquitectura, tanto por sus innovaciones, en apariencia intuitivas, como por su práctica aislada de las corrientes internacionales e imbuida a menudo en el mero trabajo artesanal. Gaudí nació el 25 de junio de 1852 en la ciudad tarraconense de Reus, hijo de un calderero. Estudió en la Escuela Superior de Arquitectura de Barcelona, donde se graduó en 1878. Aunque ya colaboró en algunos proyectos siendo estudiante, su primer encargo como arquitecto fue la casa Vicens (1883-1888), un edificio neogótico en el que ya se aprecia su fuerte personalidad. Poco después comenzó a trabajar para el que sería su principal mecenas durante el resto de su carrera, el empresario textil Eusebio Güell: primero con las caballerizas de su finca en Pedralbes, y más tarde con el palacio Güell (1885-1889) en Barcelona, un edificio pleno de espacios y formas innovadoras. Durante esta primera etapa de carácter historicista también construyó algunas obras fuera de Catalunya, entre las que cabe reseñar el palacio episcopal de Astorga (comenzado en 1887) y la casa de los Botines en León (1891-1892). En 1883 se hizo cargo de la continuación en Barcelona del templo expiatorio de la Sagrada Familia, una catedral neogótica que modificó totalmente el joven Gaudí. Así, en 1891 concluyó las trazas generales de la iglesia, compuesta por cinco naves y tres fachadas monumentales, en 1893 decidió concentrar sus esfuerzos en la construcción de la fachada del Nacimiento, que no pudo ver completamente concluida, y en 1908 publicó la primera imagen definitiva del templo, una especie de bosque ascendente de elevadas torres.

3f2ee36f79a3c45a08980f5517873330 05b12b60acadfb903e5350b38a71bbb9 516bc3851ce22ae7643684907881e0a0 2030b67683b0b957d05b6d1a629d0726 f15167b2bae340385b95248d064980af

A comienzos del siglo XX levantó otras tres obras no menos sorprendentes en la capital catalana: el Parque Güell (1900-1914), una obra paisajística jalonada de elementos arquitectónicos, como la gran sala hipóstila sobre la que se asienta la plaza principal —conocida como el teatro griego—, el banco ondulado que delimita esta explanada y los soportales inclinados sobre los que discurre el viaducto; la casa Batlló (1904-1906), edificio del pleno modernismo destacado por sus balconadas curvilíneas y por su expresiva cubierta en forma de dragón, recubierta por piezas cerámicas que simulan escamas; y la casa Milá (1906-1912), conocida por los barceloneses como La Pedrera —cantera en castellano— por su carácter monolítico, que supone un hito de la historia de la arquitectura no sólo por su capacidad expresiva, sino también por las numerosas innovaciones —como la planta libre o las grandes proporciones de los vanos— que más tarde caracterizaron a los maestros del movimiento moderno. Gaudí también fue un destacado diseñador, tanto por las imaginativas forjas que caracterizan sus balcones y cancelas, como por el excepcional mobiliario que fabricó para distintos encargos privados. Al igual que sus coetáneos Victor Horta o Henry van de Velde, practicó la arquitectura desde una concepción globalizadora, esmerándose en la concreción de cada detalle y proponiendo el mobiliario completo de cada vivienda que proyectaba.

IMG201923 IMG162899 fd147de6faaf57869bddbb6ea79c9ddc d5a1b00b58e1da4228d3b24aadec11d9

Entre sus piezas más relevantes se encuentran el sillón Calvet, la bancada del Parque Güell así como la silla y el banco Batlló, donde su exuberante genio se alió a las exigencias ergonómicas en una armonía insólita, que anticipó en más de medio siglo las innovaciones del diseño moderno. Por otra parte, su obra ejerció innumerables influencias sobre las vanguardias históricas, entre las que destacan los paralelismos con el expresionismo alemán y la herencia recogida por Salvador Dalí y otros artistas del surrealismo. Su desconcertante personalidad destaca en la historia de la arquitectura como la de un visionario, que inspiró el camino estructuralista de Pier Luigi Nervi o Félix Candela tanto como el brutalismo expresionista de las últimas obras de Le Corbusier. Sin embargo, su obra fue menospreciada por sus compatriotas noucentistas, defensores de un catalanismo basado en la cordura —el seny— antes que en la aparente locura del genio mediterráneo. Gaudí, que en sus últimos años se recluyó en la construcción de la Sagrada Familia, murió en Barcelona el 10 de junio de 1926, atropellado por un tranvía frente a su inacabada obra maestra.

4ecf37ad1c92e74d637f823a45ff6f6f 8fcb8d9994e8e8819b685ea3090c8652 29beba41dbe6eb2eb0e1ef2a254b415c 84dce46a2a487cb7a047161e97018f4d 7613fa32c343576d7756ea2a593e396a

 

 

Gaudí. El hombre y su obra

Anton Gaudí i Cornet (1852-1926) es el arquitecto más popular de la historia.

Su revolución de la arquitectura y de las artes plásticas sienta las bases del arte actual y futuro.

La obra de Gaudí es una búsqueda de la perfección del arte, de la perfección personal y de la perfección de la sociedad humana.

Él lo expresaba así:
«Para hacer las cosas bien es necesario:
primero, el amor; segundo, la técnica».

Gaudí y el Papa XXVII: Roma

Antoni Gaudí era un arquitecto vanguardista e innovador, partidario de las modernas tecnologías. Por ejemplo, fue de los primeros en introducir la luz eléctrica en las catedrales, hasta entonces iluminadas solamente con cirios y lámparas de aceite.

Lo hizo en la Seo de Mallorca, en cuya reforma trabajó durante años. Una de sus aportaciones a aquel majestuoso edificio gótico fueron diversos lampadarios eléctricos, que evitaban los frecuentes incendios provocados por los de cirios.

Forjó dos para la capilla de la Inmaculada Concepción y dos para la capilla de san Sebastián, patrón de la ciudad, colgados cada uno de dos ménsulas. En ambas ménsulas de la izquierd…

La biografía de Gaudí, en libro electrónico

Fruto de una completa investigación, “Gaudí, el arquitecto de la Sagrada Família – biografía breve” describe cronológicamente la vida y las obras del genial arquitecto. Es un perfil preciso de la personalidad de Gaudí, en todos su aspectos: artístico, psicológico, cultural, religioso, político, etc.

Esta biografía se basa sólo en testimonios de primera y de segunda mano, por lo que refleja a Gaudí tal como lo conocieron sus contemporáneos, excluyendo las interpretaciones y novelaciones posteriores.

“Gaudí, el arquitecto de la Sagrada Família –biografía breve” es un libro electrónico, disponible en Apple, Amazon, Barnes&Noble, Diesel y Kobo.

 

Estándar
ARTE ESPAÑOL, MUSEO DEL PRADO

EXPOSICIÓN SALA V .SAGRADA FAMILIA DEL CORDERO DE RAFAEL

Plantilla prado

Preside la sala una estatua de Afrodita, copia romana, reducida, de un famoso original perdido del siglo V a. C. El orden perfecto, clásico y breve en el tiempo, visible en la Sagrada Familia del cordero de Rafael, se refleja en tono amable en el diminuto San Juan Bautista con el cordero de Andrea del Sarto, y el gusto por la representación del colorido, de lo atmosférico y del lujo de los venecianos, en el Moisés salvado de las aguas de Veronese. El impulso que los venecianos dieron al claroscuro, con escenas nocturnas y ambiciosos contrastes lumínicos, se ilustra con la Adoración de los pastores de Jacopo Bassano y laCoronación de espinas de su hijo Leandro. En ella, este último usó como soporte la pizarra, empleada también porSebastiano del Piombo en obras como Cristo con la Cruz a cuestas, de colorido sombrío y melancólico, que imitará, sobre tabla, Luis de Morales. El manierismo de figuras alargadas, actitudes violentamente forzadas y colores ácidos se muestra en obras del norte de Italia: los Desposorios de la Virgen de Mazzuchelli, un boceto al óleo sobre papel, y la Huida a Egipto de Cerano. El anuncio del naturalismo clasicista, ya en los umbrales del siglo XVII, está reservado a dos de sus máximos exponentes: Annibale Carracci, con su Virgen con el Niño y san Juan, y Guido Reni, con su martirio y gloria de santa Apolonia.

SIGLO XV – XVI

P00418

 

LA BACANAL DE LOS ANDRIOS

P00419

 

OFRENDA A VENUS

Tras formarse con Peruggino (c. 1452-1523), Rafael abandonó Perugia y se trasladó a Florencia en 1504, donde permaneció cuatro años asimilando el arte de Leonardo y Miguel Ángel. Su paulatino dominio del clasicismo se percibe en una serie de Madonnas que constituyen una exquisita sucesión de variaciones sobre el tema del amor maternal. Una de ellas es la Sagrada Familia del Cordero, inspirada en el dibujo preparatorio de Leonardo da Vinci para el altar mayor de la Annunziata de Florencia. Aunque el dibujo se ha perdido y el altar no llegó a realizarse, sabemos por una carta fechada en abril de 1501 que la composición mostraba a Santa Ana sujetando a la Virgen, quien trataba de impedir que su hijo abrazase el cordero, en una doble acción que fray Pietro de Novellara, autor de la misiva, interpretaba como la Iglesia (personificada por Santa Ana) no queriendo impedir el sacrificio de Cristo (al que alude el cordero) pese al ademán de la Virgen, que se muestra reacia a aceptarlo. Como el dibujo de Leonardo, del que hay copia en colección particular de Ginebra, la obra de Rafael muestra a la Virgen, el Niño y el cordero, pero Santa Ana ha sido sustituida por San José. Más importante que estos cambios puntuales es que Rafael trocase el significado de la escena, al mostrar a la Virgen ayudando a su hijo a abrazar al cordero ante la mirada, atenta y reflexiva, de un San José que participa del significado premonitorio de la acción. Los rasgos de la Virgen, singulares en la producción de Rafael, se asemejan a los de la contemporánea Madonna dei Garofani (colección duque de Northcumberland), lo que se explica por su común dependencia de modelos leonardescos.El cartón preparatorio se conserva en el Ashmolean Museum de Oxford y se conocen varias copias, una de las cuales (Vaduz, colección particular), es considerada autógrafa por algunos estudiosos.La pintura ingresó en la Colección Real en el siglo XVIII, sin que esté claro el momento y las circunstancias exactas. Depositada en El Escorial, pasó al Museo del Prado en 1837 (Texto extractado de Falomir Faus, M.: Pintura italiana del Renacimiento. Guía, Museo del Prado, 1999, p. 42).

 

SIGLO XVII

P02631

 

VENUS,ADONIS Y CUPIDO

P03090

 

HIPÓMENES Y ATALANTA

 

Related articles

 

Estándar