el artista, ESCULTURA/PINTURA

AUGUSTE RODIN (FRANCIA,1840-1917)

 

Auguste Rodin (1840-1917) drawn by Alphonse Le...

Auguste Rodin (1840-1917) drawn by Alphonse Legros (1837-1911). (Photo credit: Wikipedia)

 

Auguste Rodin (1840-1917) drawn by Alphonse Legros (1837-1911). (Photo credit: Wikipedia)

Rodin Museum

Rodin Museum (Photo credit: Wikipedia)

Rodin Museum (Photo credit: Wikipedia)

250px-Auguste_Rodin_by_Edward_Steichen,_1902

AUGUSTE RODIN

Biografía:


Escultor francés, que dotaba a su trabajo de gran fuerza psicológica expresada a través del modelado y la textura. Se le considera uno de los escultores más importantes del siglo XIX y principios del XX. Nació en París el 12 de noviembre de 1840, era hijo de un oficial de policía. Estudió arte en una escuela pública para artesanos y por su cuenta en el Louvre, ya que no fue admitido en la École des Beaux-Arts. Durante muchos años trabajó para otros escultores, incluido Ernest Carrier-Belleuse. Rodin colaboró, a principios de la década de 1870 en la realización de una escultura arquitectónica para la Bolsa de Bruselas. En 1875, viajó a Italia, donde se sintió atraído por el tratamiento del movimiento y la acción muscular en las obras de los escultores del renacimiento Donatello y Miguel Ángel. Para Rodin, la belleza en el arte consistía en una representación fidedigna del estado interior, y para lograr este fin a menudo distorsionaba sutilmente la anatomía. Su escultura, en bronce y mármol, se divide en dos estilos. El estilo más característico revela una dureza deliberada en la forma y un laborioso modelado de la textura, el otro está marcado por una superficie pulida y la delicadeza de la forma. Rodin produjo algunas esculturas importantes entre 1858 y 1875, incluyendo entre ellas especialmente Hombre con la nariz rota. Sin embargo, su reconocimiento llegó en 1877 con la exhibición en el Salón de su desnudo masculino La era de bronce. Este trabajo levantó controversia dado su extremado realismo y provocó la acusación de que Rodin había hecho moldes de yeso a partir de modelos vivos. La exhibición en 1880 de su desnudo San Juan Bautista, que resaltaba las cualidades humanas del sujeto, acrecentó la reputación de Rodin. El mismo año comenzó a trabajar en las Puertas del infierno, una puerta de bronce esculpido para el Museo de las Artes Decorativas de París. La puerta representaba principalmente escenas del Infierno, la primera parte de la Divina Comedia de Dante. Aunque Rodin no completó las Puertas del infierno, creó modelos y estudios de muchos de sus componentes escultóricos, siendo todos ellos aclamados como obras independientes. Entre estos trabajos se encuentran El beso, Ugolino, El pensador, Adán y Eva. En 1886 terminó Los burgueses de Calais, esta escultura es un monumental grupo en bronce en el que se representan personajes históricos con gran diferenciación psicológica. Rodin también produjo numerosos retratos en los que se revelan los estados emocionales de los sujetos. Entre ellos, cuadros de cuerpo entero de los escritores franceses Honoré de Balzac y Victor Hugo, así como del pintor Jules Bastien-Lepage, también hizo bustos de los artistas franceses Jules Dalou, Carrier-Belleuse y Pierre Puvis de Chavannes. Murió en Meudon, cerca de París, el 17 de noviembre de 1917. Una parte de su obra puede verse en el Musée Rodin, de París.

FUENTE: http://www.epdlp.com

OBRAS

e39dd010db3fe026f8ea169d1f9cfae8

EL JOVEN AUGUSTE RODIN

HOMBRE DANDO UN PASO (1877)

Descripción: Yeso. 34 pulgadas.
Localización: Museo Rodin. París
Autor: Auguste Rodin

undefined

EL BESO

Descripción: Mármol. 1,90 x 1,20 x 1,15 m.
Localización: Museo Rodin. París
Autor: Auguste Rodin

undefined

LOS BURGUESES DE CALAIS (1895)

Descripción: Bronce. 0,82 x 0,94 x 0,75 m.
Localización: Museo Rodin. París
Autor: Auguste Rodin

undefined

HONORÉ DE BALZAC (1897)

Descripción: Bronce. 3,0 x 1,2 x 1,2 m.
Localización: Museo Rodin. París
Autor: Auguste Rodin

undefined

EL PENSADOR (1900)

Descripción: Bronce. 1,98 x 1,29 x 1,34 m.
Localización: Museo Rodin. París
Autor: Auguste Rodin

undefined

PUERTAS DEL INFIERNO (1917)

Descripción: Bronce. 18 x 12 pies.
Localización: Museo Rodin. París
Autor: Auguste Rodin

museo rodin 4museo rodin 4 (Photo credit: juancharro)

FUENTE: http://es.wikipedia.orgFrançois-Auguste-René Rodin (París12 de noviembre de 1840Meudon17 de noviembre de 1917) fue un escultor francés contemporáneo de la corriente impresionista. Enmarcado en el academicismo más absoluto de la escuela escultórica neoclásica, no sólo fue el escultor encargado de poner fin a más de dos siglos de búsqueda de la mimesis en las artes tridimensionales, sino que además dio un nuevo rumbo a la concepción del monumento y la escultura pública. Debido a esto, Rodin ha sido denominado en la historia del arte como «el primer moderno».05de9689c1e698c2c6cb5522ebe6ddd58d5e1580e068d0f03d365844dd1b9a35342e8f8a9032c25cedb56738a96eff28584646715cf3ccc913245d72cdcaca57cc926dff03ab35281c5aaec152809aa3

TÉCNICA

Para Rodin el artista no debía ser un esclavo del modelo, al contrario: era el artista el que escogía, con su propio ojo y sensibilidad, el objeto a representar y por medio de su imaginación era capaz de modificarlo para crear una imagen nueva a los ojos del mundo. Anatómicamente falta una lógica entre las proporciones, pues éstas son utilizadas para resaltar el sentimiento. El proceso por el cual están hechas sus esculturas es el vaciado, y aunque en la actualidad conocemos estas piezas trabajadas en bronce, en su época Rodin elaboraba estas piezas en yeso: vaciaba el yeso, material usado como borrador y desechado por los escultores, como una manera de criticar al circuito del arte y a la escultura en mármol (blanco igual que el yeso, pero infinitamente más costoso), reconocida como la única oficial. Su mensaje era claro: la imagen es superior al material con el que está construido.

Photo portrait of Auguste Rodin by Félix Nadar...

Photo portrait of Auguste Rodin by Félix Nadar. 1893 (Photo credit: Wikipedia)

Photo portrait of Auguste Rodin by Félix Nadar. 1893 (Photo credit: Wikipedia)

 

Anuncios
Estándar
ARTE ESPAÑOL

ZURBARÁN,FRANCISCO DE (FUENTE DE CANTOS,BADAJOZ)

ZURBARÁN

 

Francisco de Zurbarán 025

Francisco de Zurbarán 025 (Photo credit: Wikipedia)

Francisco de Zurbarán 025 (Photo credit: Wikipedia)

 

Dorothea of Caesarea

Dorothea of Caesarea (Photo credit: Wikipedia)

Dorothea of Caesarea (Photo credit: Wikipedia)

 

Francisco de Zurbarán, The Birth of the Virgin...

Francisco de Zurbarán, The Birth of the Virgin, c. 1625–1630, Pasadena, Norton Simon Museum (Photo credit: Wikipedia)

Francisco de Zurbarán, The Birth of the Virgin, c. 1625–1630, Pasadena, Norton Simon Museum (Photo credit: Wikipedia)

 

Enciclopedia online

 

 

 

Zurbarán, Francisco de (Fuente de Cantos, Badajoz, 1598-Madrid, 1664). Pintor español, hijo de un acomodado negociante vasco establecido en Extremadura desde 1582. Entre los años 1614 y 1617 aprendió la pintura en Sevilla con el poco conocido pintor Pedro Díaz de Villanueva. En este periodo tendría ocasión de conocer a Pacheco y Herrera, maestros famosos, y de establecer contactos con sus coetáneos Velázquez y Cano, aprendices como él en la Sevilla de la época. Al cabo de unos años de aprendizaje, seguramente más fecundos en diversas enseñanzas de lo que se ha venido considerando, Zurbarán volvió a su provincia natal sin someterse al examen gremial sevillano. Este último hecho le será reprochado posteriormente. Se estableció en Llerena durante once años (1617-1628), donde se casó dos veces y fue padre muy joven. Zurbarán recibía encargos de la ciudad de Llerena y de diversos conventos e iglesias de Extremadura. Desgraciadamente se han perdido casi todas las obras de su primera etapa, pero la existencia de un taller en Llerena demuestra una actividad ya considerable. En 1626 los dominicos sevillanos de San Pablo contrataron a Zurbarán para pintar una serie importante de cuadros pero mal remunerada. Poco después, los mercedarios calzados de la Casa Grande de Sevilla le propusieron un sueldo tres veces superior para un encargo de ­semejante magnitud. Del conjunto de San Pablo se conservan el espléndido Crucificado (Art Institute of ­Chicago), primera obra fechada en 1627, y tres magníficas figuras completas de los padres de la Iglesia (Museo de Bellas Artes de Sevilla). En dos escenas de la Vida de santo Domingo (iglesia de la Magdalena, Sevilla), como en varios cuadros del importante ciclo de la Merced Calzada, se advierte la participación de diversos asistentes. Sin embargo, el portentoso San Serapio (1628, Wadsworth Atheneum, Hartford), indudablemente autógrafo, revela las cualidades propias del joven maestro: sorprendente plasticidad de las formas, armonía de las tonalidades y sabia distribución de las luces. El Museo del Pradoconserva dos de las más bellas escenas de la vida de san Pedro Nolasco, mientras que el resto se halla disperso en museos y colecciones del mundo entero. En 1629, por insólita proposición del Consejo Municipal, Zurbarán se instala definitivamente en Sevilla. En dicha fecha pinta cuatro lienzos importantes para el colegio franciscano de San Buenaventura (Musée du Louvre, París, y Gemäldegalerie Alte Meister, Dresde). Empieza entonces para el pintor extremeño el decenio más prestigioso de su carrera. La fuerza expresiva de su pincelada, añadida a su obediencia a la hora de satisfacer los deseos de sus comitentes, lo convierten en el mejor intérprete de la Reforma católica del siglo de oro español. Recibe encargos de todas las órdenes religiosas presentes en Andalucía y Extremadura. Pinta para los jesuitas (Visión del beato Alonso Rodríguez, 1630, Real Academia de San Fernando, Madrid), para los dominicos (Apoteosis de santo Tomás de Aquino, 1631, Museo de Bellas Artes de Sevilla) y también para los conventos sevillanos de los carmelitas, los trinitarios y los mercedarios descalzos. El éxito de Zurbarán culminó en 1634 con una invitación de la corte, quizá sugerida por Velázquez, para participar en la decoración del salón grande del Buen Retiro. Allí pintó Zurbarán los diez «Trabajos de Hércules» para las sobreventanas y dos grandes lienzos de batallas. Once de dichas pin­turas se conservan en el Museo del Prado. De retorno a Sevilla, el maestro extremeño siguió trabajando para sus comitentes monásticos. Casi todas las pinturas de dos impresionantes series, probablemente las mejores de su producción, se han conservado. El conjunto de la cartuja de Jerez de la Frontera se halla disperso entre varios museos (Metro­politan Museum of Art, Nueva York; Museo Nacional de Poznan, Polonia; Museo de Cádiz). Los cuatro grandes lienzos del retablo mayor (AnunciaciónAdoración de los pastores, 1638,Circuncisión, 1639, y Ado­ración de los Reyes, todos en el ­Musée de Peinture et de Sculpture, Grenoble) son de una solemnidad casi litúrgica. El cromatismo resplandeciente de la indumentaria y la perfección técnica de estos lienzos pertenecen a lo mejor de su obra. De la misma calidad es la serie del monasterio de Guadalupe, único encargo importante del pintor conservado in situ. Los ocho grandes cuadros de la sacristía, pintados en Sevilla en las mismas fechas (1638-1639), representan episodios poco conocidos de la vida de los monjes jerónimos,Misa del padre CabañuelasAparición del Cristo al padre SalmerónFray Gonzalo de Illescas escribiendo, etc. En la capilla adyacente, tres episodios de la vida de san Jerónimo están pintados hacia 1645, con un estilo tenebrista que revela la fuerte influencia de Ribera. A partir de 1640, los grandes encargos van ­disminuyendo mientras que se desarrolla el mercado americano.

Francisco de Zurbarán 001

Francisco de Zurbarán 001 (Photo credit: Wikipedia)

Francisco de Zurbarán 001 (Photo credit: Wikipedia)

En 1644, Zurbarán pinta, con colaboración de su obrador, un retablo para la colegiata de Zafra, y en 1655, los tres célebres lienzos apaisados de la sacristía de la cartuja sevillana de Santa María de las Cuevas (Museo de Bellas Artes de Sevilla). A mediados del siglo, Sevilla sufrió una profunda depresión económica. Una gran epidemia de peste golpeó la ciudad en 1649, reduciendo considerablemente su población. Su hijo y colaborador, Juan, muere de este «mal de contagio». Francisco de Zurbarán aumentó entonces la producción de su obrador con series de fundadores de órdenes, de santas vírgenes o de césares para el Nuevo Mundo. En 1658, probablemente movido por las dificultades del mercado sevillano, se trasladó a Madrid donde pronto vinieron a instalarse su mujer y la única hija sobreviviente de este tercer matrimonio. En su última época hallamos varias obras aisladas, a menudo firmadas, que no pertenecen a ningún conjunto. Se trata de lienzos de devoción privada de pequeño tamaño y ejecución refinada. Se advierte entonces una evolución de su estilo, de modelado más suave y aterciopelado. El viejo pintor tuvo al parecer una buena clientela privada pero su salud decayó pronto (su última obra firmada es de 1662), y falleció en 1664 después de una larga enfermedad que empobreció a su familia. Sin embargo, no llegó a vivir en la miseria como se ha repetido demasiadas veces. En su testamento no se encuentra deuda alguna y deja unos muebles lujosos, aunque el resto de sus posesiones en Madrid sean más bien modestas. Zurbarán es, por supuesto, el gran pintor de la vida monástica que él expresa con un realismo candoroso, y una extrema sencillez. Nadie como él ha sabido traducir con tanta precisión y exactitud los diversos hábitos conventuales. Sus retratos de monjes son de una veracidad impresionante y con escasos elementos sabe expresar los más intensos éxtasis místicos. Excluye toda grandilocuencia y toda teatralidad, incluso podemos hallar algo de torpeza en el momento de resolver los problemas técnicos de la perspectiva geométrica. Tampoco le interesan los escorzos ni la sugerencia de espacios ilusionistas a la italiana. Sus composiciones severas, rigurosamente ordenadas, alcanzan un nivel excepcional de emoción piadosa. Con respecto al tenebrismo, Zurbarán lo practicó sobre todo en su primera época sevillana, no solo en sus conocidas series monásticas sino también en obras de devoción privada. Nadie le supera en la manera de expresar la ternura y el candor de los niños santos: virgencitas en éxtasis, inmaculadas muy jovencitas, niños de la espina o santas adolescentes, son otros aspectos encantadores de su talento. Su técnica excepcional para representar los valores táctiles de las telas y de los objetos hace de él un bodegonista de muy alto nivel. Bajo su pincel, los objetos sencillos alcanzan una trascendencia poética sublime (Bodegón, 1633, Norton Simon Foundation, Pasadena). Su sobriedad, la fuerza expresiva y la plasticidad de sus figuras, añadidas a sus evidentes dotes de colorista, lo sitúan en la cumbre de los maestros españoles del siglo de oro. Quizás es de todos ellos el que más conmueve nuestra sensibilidad moderna.

Español: El pintor español Francisco de Zurbar...Español: El pintor español Francisco de Zurbarán (Fuente de Cantos, 1598 – Madrid, 1664). Medallón incrustado en la fachada del Museo del ,Prado, Madrid. Français : Le peintre espagnol Francisco de Zurbaran (Fuente de Cantos, 1598 – Madrid, 1664). Médaillon incrusté dans la façade du Musée du Prado, Madrid. (Photo credit: Wikipedia)

ANDALUCIA,1550-1700. SEVILLA,GRANADA Y CÓRDOBA

En los primeros años del siglo XVI Sevilla se convirtió en el principal centro comercial del Imperio. Carecía, como Córdoba, y a diferencia de Madrid, de una Corte que centralizase la actividad artística, de modo que los encargos procedían fundamentalmente de la Iglesia y de clientes particulares.

Pope Gregory I

Pope Gregory I (Photo credit: Wikipedia)

Pope Gregory I (Photo credit: Wikipedia)

Es difícil hacerse una idea clara de los usos de los talleres sevillanos del siglo XVI, y en realidad la ciudad no se convirtió en un foco de producción artística hasta el siglo XVII, con pintores como Francisco de Zurbarán y Bartolomé Esteban Murillo. En 1660, Murillo y Francisco de Herrera el Mozo fundaron una academia de dibujo que permaneció abierta durante catorce años y por la que pasaron muchos estudiantes, lo que garantizó la pervivencia del dibujo como base de la práctica del arte.

St Hugo of Grenoble in the Carthusian RefectorySt Hugo of Grenoble in the Carthusian Refectory (Photo credit: Wikipedia)

Otros maestros se formaron en Sevilla y acabaron por hacer una brillante carrera en la capital, como Diego Velázquez, Herrera el Mozo oAlonso Cano. Si bien la movilidad de estos artistas dificulta la identificación de un estilo regional, figuras dominantes como Francisco Pacheco en Sevilla y Antonio del Castillo en Córdoba, influyeron considerablemente en los que trabajaron a su alrededor.

Francisco de Zurbarán - The Immaculate Concept...

Francisco de Zurbarán – The Immaculate Conception – WGA26069 (Photo credit: Wikipedia)

Francisco de Zurbarán – The Immaculate Conception – WGA26069 (Photo credit: Wikipedia)

 

6._Diseno_para_un_retablo
Diseño para un retablo, Alonso Cano. Pluma y tinta parda, aguada parda sobre lápiz negro, 309 x 232 mm, c. 1660 © The Trustees of the British Museum 1950,0211.16

FUENTE: http://www.museodelprado.es

 

Related articles

 

 

Estándar