PINTORES EUROPEOS

JULES DUPRÉ (FRANCIA,1811-1889)

0163-0239_kuehe_auf_der_weide

jules_dupre_photo

display_imageDupre

 

 

Dupre1-large 2

 

JULES DUPRË

dupre_jules-bords_de_riviere_bateaux~OM436300~10263_20130318_A164_3262

 

dupre-1[1]

 

harvest-time

 

images (1)

 

 

 

JULES DUPRÉ

Biografía:


Pintor francés de la Escuela de Barbizon, uno de los fundadores de la pintura paisajística francesa moderna. Nació en Nantes y era hijo de un fabricante de porcelana. Se asentó en París, donde recibió la influencia de John Constable, pintor británico del siglo XIX, de Théodore Rousseau, miembro de la Escuela de Barbizon, y de los paisajistas holandeses del siglo XVII, cuyas obras vio en el Louvre. La obra de Dupré exalta los aspectos inquietantes y dramáticos de la naturaleza. En sus últimas pinturas utiliza un colorido vivo, de agudos contrastes y grueso empaste. Atardecer (Louvre, París) y Escena de un río (Tate Gallery, Londres) son ejemplos de ello.

FUENTE:  http://www.epdlp.com

FUENTE: http://es.wikipedia.org

 

L’ISLE ADAM (1830)

Descripción: Óleo sobre lienzo.
Localización: Colección particular
Autor: Jules Dupré

undefined

MOLINOS DE VIENTO (1835)

Descripción: Óleo sobre lienzo.
Localización: Musée des Beaux-Arts. Reims
Autor: Jules Dupré

undefinedJules Dupré fue un pintor francés nacido en Nantes en 1812 y fallecido en 1889. Estuvo en relación, aunque sólo episódicamente, con la Escuela de Barbizon integrada por pintores paisajistas y tuvo una relación fraternal, y en ocasiones tempestuosa, con Theodore Rousseau.

Hijo de un fabricante de porcelana comenzó su carrera trabajando para su padre en la decoración de porcelanas. En 1821 se trasladó a París, dónde trabajó para su tío, fabricante de porcelanas de Sèvres, que daba trabajo a Narciso Díaz de la Peña y Louis Cabat, con quien llegaría a tener una estrecha amistad. Estudió posteriormente con el paisajista Jean-Marie Diébolt, hasta que Cabat le convenció de abandonar la cerámica para dedicarse a la pintura de paisaje a pleno aire.

images (2) Jules-Dupre-Landscape-with-Cows

En 1831 expuso por primera vez en el Salón y marchó a Inglaterra donde estudió la pintura de Constable, que ejercerá una notable influencia sobre su obra posterior. En 1832 se reunió con Cabat en Berry y un año más tarde obtuvo una medalla de segunda clase en el Salón como pintor de género. Viajó luego a Normandía y al Departamento de Indra, entrando en contacto con los pintores de Barbizón y de la Escuela de Crozant, establecida en las proximidades de la residencia de George Sand, con quien mantuvo al parecer relaciones sentimentales. Hizo un intento de crear un salón independiente sin jurado, y en 1848 fue condecorado con la Legión de Honor, enfrentándole a Rousseau que no la recibió.

julien_dupre_b1437_bergere_et_moutons_wm

Finalmente se instaló en L’Isle-Adam consagrándose a la pintura de sus paisajes desolados y sus modestas casas campesinas. Tras la muerte en 1857 de Hélène Quantinet, que había sido durante muchos años su alumna y compañera, contrajo matrimonio con Stéphanie-Augustine Moreau, con quien tendría dos hijos, y comenzó a pasar las vacaciones en Cayeux-sur-Mere junto a Jean-François Millet. En 1881 el Estado le compró Le Matin y Le Soir, y en 1889 fue promovido a comendador de la Legión de Honor, muriendo un año más tarde en L’Isle-Adam.

julien_dupre_b1517_milkmaid_in_normandy_wm

 

still_life_pear_hi

 

user_50_femme_et_vaches_par_l__eau

 

wyeth-sobre-sus-rodillas-pintores-y-pinturas-juan-carlos-boveri

El color de Dupré es sonoro y resonante; sus temas preferidos son los paisajes sometidos a efectos dramáticos a la puesta del sol o cubiertos por nubes de tormenta, junto a las marinas tempestuosas, algunas de las cuales pintó bajo la influencia de Gustave CourbetVincent van Gogh, con quien probablemente no llegase a coincidir nunca, mostró su admiración por la pintura de Dupré, en la que veía encarnada el alma del romanticismo

67c8da5e46e523ec86ec0259368865c1

RELATED ARTICLES

 

Anuncios
Estándar
ARTE ESPAÑOL

JUAN FERNÁNDEZ EL LABRADOR.NATURALEZAS MUERTAS

Español: Bodegón: membrillos, melocotones, uva...

Español: Bodegón: membrillos, melocotones, uvas y calabazas, pintura al ´çoleo realizada por Luis Egidio Meléndez y conservada en el Museo del Prado. Madrid (Photo credit: Wikipedia)

 

Francisco de Zurbarán, Santa Isabel de Portuga...

Francisco de Zurbarán, Santa Isabel de Portugal, óleo sobre lienzo, 184 x 98 cm. Museo del Prado (Photo credit: Wikipedia)

 

Philip IV with a dwarf (Palacio de Viana, Madrid)

 

Philip IV with a dwarf (Palacio de Viana, Madrid) (Photo credit: Wikipedia)

 

Francisco de Zurbarán, Bodegón or Still Life w...

Francisco de Zurbarán, Bodegón or Still Life with Pottery Jars, 1636, Oil on canvas; 46 x 84 cm; Museo del Prado, Madrid (Photo credit: Wikipedia)

Francisco de Zurbarán, Bodegón or Still Life with Pottery Jars, 1636, Oil on canvas; 46 x 84 cm; Museo del Prado, Madrid (Photo credit: Wikipedia)

 

Bodegon_uvas

 

La documentación referente a Juan Fernández localizada hasta la actualidad se limita a los siete primeros años de la década de 1630. Era conocido como el Labrador por su origen campesino y, aunque se supone que nació en Extremadura, no se sabe nada de su nacimiento o primera formación artística. Fue criado de un importante noble italiano, Giovanni Battista Crescenzi, quien ejercía una importante influencia en los asuntos artísticos de los reinados de Felipe III y Felipe IV. Crescenzi fue uno de los promotores de la naturaleza muerta y todo indica que incentivó al Labrador a que se aplicara en la representación de frutas. El género estaba en pleno desarrollo y demanda en la corte madrileña y en toda Europa. El aspecto humilde de susbodegones, tremendamente sencillos y a la vez asombrosamente realistas, debió causar gran impacto en un momento en el que estas representaciones se estaban haciendo más complicadas y barrocas.

 

Hacia 1633 Juan Fernández dejó Madrid, y según sus primeros biógrafos se retiraría al campo donde se dedicaría a “retratar” los productos naturales, con los que tendría gran familiaridad. Se dice que acudía a la corte en Semana Santa a vender sus cuadros, que eran adquiridos para las colecciones más importantes de la nobleza. Ente sus clientes estaba el embajador británico, sir Arthur Hopton, quien envió cuadros del Labrador al rey Carlos I. También poseyó alguna de sus obras la reina de Francia, Ana de Austria; con lo que fue uno de los pocos artistas españoles que fue conocido fuera de la Península en el siglo XVII.

 

Su fama se basaba en un personal planteamiento para representar flores y frutas, sobre todo las uvas, que fueron el objeto principal de sus cuadros. En sus bodegones hacía una particular mezcla de la tradición del naturalismo con unos encuadres desconcertantes. Su detallismo extremo se potenciaba con la violenta iluminación heredera de Caravaggio y la visión muy cercana de las frutas. El fondo oscuro y la ausencia de referencias al espacio los hace completamente atemporales, en especial las visiones de los racimos de uvas suspendidos, de una estética cercana a planteamientos propios del arte contemporáneo. Aunque se relaciona con la evolución del género en la primera mitad del siglo XVII, su obra supone una aportación singular para la época.

 

La enigmática personalidad del artista, alejado de la corte en su momento de mayor madurez y empeñado en un nuevo naturalismo a contracorriente de su tiempo, resulta aún más exclusiva porque se conservan muy pocas de sus pinturas. Aunque hay referencias antiguas a obras de El Labrador, en la actualidad sólo se le pueden atribuir con seguridad trece.

 

3._Bodegon_con_uvas__manzanas_y_jarra

 

Un Zeuxis moderno

 

Los racimos de uvas son objeto preferente de representación en el género de la naturaleza muerta desde su origen, a fines del siglo XVI y principios del XVII. Con ellos los artistas podían demostrar su maestría captando sus calidades, estructura o madurez. Pero, al mismo tiempo, les servían parar evocar al público culto un remoto episodio que reivindicaba la superioridad de la pintura. Según los textos clásicos, el pintor griego Zeuxis de Heraclea (siglo V a.C.) llegó a realizar con tal fidelidad las uvas que los pájaros acudieron engañados a picotear un cuadro en el que pintó estas frutas.

 

En sus primeras obras conocidas el Labrador solo utilizó uvas, presentadas de forma desconcertante. Los racimos, minuciosamente detallados, aparecen suspendidos en la oscuridad, violentamente iluminados y eliminada toda referencia espacial. Su aspecto natural y de instantánea reta al ojo del espectador de su época, evidenciando la extraordinaria capacidad mimética de su autor, suficiente para equipararlo a un Zeuxis moderno.

 

P02888

 

Naturaleza en el lienzo: primavera y otoño

 

A partir de 1633 el Labrador comenzó a pintar composiciones más complejas en las que las uvas, su verdadera marca de autor, se combinan con otros elementos. Estos bodegones reúnen siempre especies vegetales que fructifican en la misma estación, o que se conservan bien en meses posteriores. Generalmente son productos del final del verano o del otoño, que conviven con los racimos en pequeñas repisas vistas frontalmente y destacadas sobre fondos en sombra. En ellas reina un aparente desorden en el que se añade algún recipiente refinado, de materiales brillantes o coloridos, que marca un sutil contraste con la sencillez de bellotas o castañas.

 

FUENTE: http://www.museodelprado.es

 

 

 

Estos cuadros constituyen auténticas celebraciones otoñales, en las que la variedad de frutos supone una demostración de humilde abundancia. A este personal repertorio unió en 1635, por sugerencia quizás de sus clientes británicos, la representación de ramos de flores. Con ellas adquirió fama, por su frescura y sensación realista, incorporando así nuevos colores primaverales a su paleta.

 

Vase of Flowers

Vase of Flowers (Photo credit: Wikipedia)

 

Related articles

 

 

Estándar